Familia y Educación

Afectividad-Sexualidad

El arrepentimiento del día siguiente: La problemática iniciación sexual de muchos jóvenes

Escrito por Fernando Rodríguez-Borlado. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

Las historias sobre “la primera vez” son presentadas en la televisión y en el cine con altas dosis de romanticismo, pero la realidad es que muchos jóvenes dicen haber sufrido algún tipo de presión externa que ha precipitado sus primeras relaciones sexuales.

Muchos jóvenes lamentan no haber esperado más a tener relaciones sexuales y dicen haber sufrido algún tipo de presión externa.

Orientar la Sexualidad: Una actitud sana

Escrito por .. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

Todo padre quiere que sus hijos tengan vidas saludables y gratificantes, sin embargo para muchos la sexualidad es un tema que les resulta difícil abordar con ellos. Temor a equivocarse, miedo de no tener todas las respuestas, vergüenza o posiblemente muchos aprendieron que el sexo era un tabú para hablar de él. La mayoría se sienten así y no deben sorprenderse; la gran dificultad se debe a que existe una marcada tendencia en confundir los términos Sexo y Sexualidad, es necesario vivenciar que la sexualidad es mucho más que simple genitalidad.

¿Por qué esperar?

Escrito por Alfonso Aguiló. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

Una sensatez poco corriente.
«Pienso así desde que tenía 14 años. Por aquel entonces ya había observado adónde llevaba la frivolidad sexual a bastantes de mis compañeros de escuela.
»Desde mi adolescencia pensé que la libertad sexual que yo más deseaba es la de estar un día felizmente casada. Y pensé que tenía que guardarme para el matrimonio, y nunca he tenido la más mínima duda sobre mi decisión»Y pensé que debía casarme con un hombre que tuviera un concepto suficientemente elevado de su futura esposa como para guardarse íntegro para ella. No es que sea lo único que valoro en un hombre, pero me resulta mucho más fácil confiar en alguien así.»
La que hablaba era una joven y brillante abogada británica llamada Angela Ellis-Jones, en el transcurso de un debate televisivo en la BBC. Defendía con llamativa desenvoltura una opinión poco corriente (al menos, en ese programa).

La Transa

Escrito por Pablo Writes. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

Las modas cambian, vienen y van. Formas de vestirse, salir, bailar, hablar, etc. La mayoría no tienen repercusión futura en la vida de las personas. Algunas sí y mucho.
Parecería ser que se quiere imponer como moda que las chicas vayan al ataque y provoquen sexualmente los chicos. Es lo que hace poco tiempo el diario Clarín escribía en la tapa de su suplemento joven: "Las chicas van al frente. Esta tendencia está cambiando los hábitos sexuales juveniles. Ahora, ellas pisan fuerte y atacan; y ellos, desorientados, se repliegan". Y hablaba de una "nueva generación de chicas poderosas". El tono de la nota era casi positivo. Incluso parecería que una chica que no se transa al primero que encuentra en un boliche no es nadie.
Este artículo pretende analizar la transa a fondo. No es sólo para leerlo, es más bien para pensarlo; y mejor, para charlarlo con amigos.

¿Qué se transa?

  • Es un tipo de relación entre chicos y chicas absolutamente ocasional, basada en el contacto físico y sensual. La transa sucede entre personas sin ningún lazo afectivo que las una: no son novios, ni siquiera amigos. La transa es una relación que no genera ningún tipo de relación futura. Es sólo una relación que dura un rato de una noche. Es consecuencia de haber vaciado de contenido el noviazgo... lo que hace que no valga la pena ponerse de novio. Hace poco una chica me decía que había cortado con su novio porque vivía pensando en otros chicos... La transa no supone amistad, es más casi supone que no la haya.
  • La transa aparece cuando se renuncia al ideal de un amor profundo para dedicarse al simple consumo de placer sexual. Es la quinceañera que no busca establecer una relación de amistad estable, busca sólo la experiencia sensual del besuqueo lujurioso y desaforado. Excluye la fidelidad por definición, ya que ambos saben que antes hubo muchos/as otros/as y dentro de un rato vendrán más... Quienes se transan mañana posiblemente ni se saluden, quizás nunca sepan quien realmente era el otro/a, o ni se acuerden su nombre que quizá nunca supieron. Se "divierten", pasan el rato gozando del otro cuerpo apretado, y después, si te he visto no me acuerdo. Piensan que el beso no deja secuelas, que sólo tiene parte de la carga de "electricidad" propia de los actos eróticos, una buena dosis de aventura y ningún compromiso.
  • Llegados a este punto nos podemos preguntar, entonces ¿qué es transar? Según el diccionario: "Transigir, ceder, llegar a una transacción o acuerdo". Es decir, cierto tipo de acuerdo o comercio. Es nuestro caso, se trata de una transacción de tipo sensual. Uno cede su cuerpo a otra persona para que ésta le extraiga el goce sexual que pueda dentro de unos ciertos límites. A cambio eso le da derecho a gozar del cuerpo del otro. Es decir un acuerdo de usar y dejarse usar. Entonces, en primer lugar se transa un placer erótico.
  • Pero se transan también otras cosas que no son tan evidentes...: se intercambia un placer de falsa autoestima, ya que ambos fingen que se valoran el uno al otro... y esto los haría sentirse valorados... Se cambia un ahora -el goce del momento presente- por una dignidad a largo plazo: ¡hay secuelas!, no es algo de un fin de semana, se renuncia a un amor en serio. Repercute en el enfoque del matrimonio, en la felicidad en el matrimonio, en las relaciones sexuales en el matrimonio, en la fidelidad matrimonial...

¿Es sexo sin sexo?

  • ¿Es la transa algo inocente? Ese besuqueo desaforado, apriete y manoseo es indudablemente una actividad de tipo sexual. No pienses que si no se llega al acto sexual completo, no has tenido sexo. Sólo basta preguntarte qué es eso que sentís en esa situación, y la respuesta es que sentís bullir la sexualidad como el burbujeo de una olla hirviendo. Despertar la pasión sexual sin intención de tener una relación sexual, sólo para gozar de sensaciones sensuales es vaciar la sexualidad. Además, es usar egoístamente otra persona (aunque voluntariamente se deje o manifieste el mismo deseo desaforado: el hecho de dejarse usar no le quita egoísmo; ¡los dos sólo piensan en sí mismos!). La actividad sexual es progresiva, el excitamiento es sólo el comienzo. Cuando, sentado al volante del auto, ponés en marcha el motor, embriagiando ponés primera, comenzás a acelerar... has comenzado a manejar aunque el auto todavía no se haya movido un centímetro. De la misma manera, comenzar a tener sexo, es una actividad sexual aunque no se acabe con el "proceso".
    El problema con la transa es que vacía la sexualidad de contenido. Pretende no ser una actividad sexual, sino solamente un modo de divertirse. Este engaño -pensar que propiamente no se está teniendo sexo- se debe a que es una versión barata y banal del sexo. Pero no hace falta tener la inteligencia de Einstein para darse cuenta que es el comienzo del acto sexual (todo acto sexual comienza por ahí). Es sexo sin compromiso, sin amor... y sin terminar el "proceso". Al pretender ser sexo sin sexo, abarata el sexo. En cierto sentido se parece bastante a la prostitución: sexo con una persona anónima, sin cara ni nombre. Es una especie de prostitución limitada y recíproca. Se parece bastante porque la mutuo excitación sexual se hace por puro canje: la chica ofrece su cuerpo a cambio de afecto, compañía, placer, etc. Es sexo descartable, de usar y tirar... y realmente lo hace ya que después del uso se "tira" a la otra persona. Se parece también bastante a la masturbación: degradar el propio cuerpo con la autoestimulación sexual, de nuevo sexo sin amor (aquí se usa el cuerpo de otra persona, pero sólo su cuerpo, no importa quien es...). Si el sexo se reduce al sólo placer, nunca se lo podrá gozar en toda su profundidad, porque el sexo es otra cosa. El placer es sólo un componente y no es el más valioso, adquiere valor e incluso intensidad de gozo del resto.

Entonces, ¿es sexo sin amor ni afecto?

  • Sí, y esto produce un vaciamiento afectivo. Se abre la intimidad, se da una de las mayores muestras de intimidad y afecto a quien no se conoce. Es como una bomba de agua que funciona en vacío: se funde. Normalmente se busca llenar en déficit afectivo. En el rato de transa se siente una experiencia parecida a ser querido por otro, pero en realidad se es usado (y uno usa al otro). Por eso, siempre, la chica se siente usada: esto por la sencilla razón de que lo es. Ella puede tratar de convencerse de que no hay problema, pero al día siguiente, cuando se encuentre sola consigo misma, comprueba que la transa no sólo no le llenó el vacío afectivo que pretendía llenar sino que lo profundizó. Además se siente una basura. La transa afecta seriamente la estabilidad afectiva y emocional de una persona.

¿Es intimidad entre dos muy próximos desconocidos?

  • Con la transa simulás una intimidad que no existe. Los cuerpos que intiman son cuerpo sin nombre, sin cara, sin historia ni futuro. Siendo que un cuerpo sin alma es un cadáver, se podría decir que el la transa intiman dos cadáveres vivos. Se disfruta el cuerpo de otro por un rato. Sólo importa lo bien que uno se lo pasa ese rato, después no importará si el otro/a existe o no. La transa supone el uso del cuerpo de una persona que no te importa/no le importás (al mismo tiempo que tu cuerpo sea usado por él/ella). Una persona que no estará ahí cuando la necesités. Esto hace mucho daño ya que compartir la intimidad sin ninguna carga afectiva produce un quiebre en la persona: se realiza una fractura entre la sexualidad y el amor... Quiebre que será muy difícil de reparar... que hace a la persona incapaz de amar de verdad ya que la sexualidad deja de ser vehículo de amor para ser expresión de un hambre insaciable de placer. Por eso, destruye la capacidad de amar.

¿Es entonces una gran mentira?

  • La transa funciona en el reino de la falsedad y la hipocresía. En sí misma es una gran mentira. Se finge amor para conseguir placer, se finge alegría para esconder el vacío interior, se miente en las palabras de afecto y valoración (que si es linda, se la quiere...), se miente dando signos de intimidad con quien se no se ha intimado, se miente incluso en los datos personales (dónde vivís, quién sos, qué hacés, colegio, nivel social...). Quiere ser sexo sin sexo, expresión de amor sin afecto, intimidad sin intimar, unión que no une... Interiormente se desearía que toda esa mentira fuese verdad, uno puede imaginarse los deseos más profundos de la "trensera": "simulá que me querés", "decime cosas lindas como si las pensaras", "fingí que te importo", "decime que me querés aunque yo sepa que es mentira"...

¿Es verdad que no tiene consecuencias?

  • Se es infiel anticipadamente y se compromete la fidelidad futura. Cuando le pregunto a una chica, ¿te gustaría encontrarte a tu madre trenzada (porque "transar" consiste en "trenzarse") con el jardinero, o con el profesor de tenis, o con el vecino? Siempre la respuesta es "no", seguido de un "es muy distinto, porque ella está casada". OK. Pero no es tan distinto, la diferencia es sólo cuestión de tiempo porque vos vas a estarlo... Y la fidelidad comienza antes. Es poder decirle a tu marido: te he sido fiel desde antes de conocerte, me he guardado para vos. Muchos han querido besarme, otros han soñado con manosearme... pero yo siempre he sido tuya. Además, no parece que quien no ha sabido ser fiel antes... lo vaya a ser después... En cualquier caso la debilidad está ahí, es un hecho... la fortaleza para vencer en el futuro habrá que conseguirla...
  • Compromete el futuro afectivo. Como es evidente las emociones que produce la pasión sexual son fuertes e intensas. Esas emociones "imprimen" en la memoria (ya sea física, sensible, "fotográfica", imaginativa...) imágenes no fáciles de borrar. En el futuro tendrás lo que los ingleses llaman "flash back", es decir idas al pasado como con flashes de vivencias pasadas. Será muy romántico estar besando a tu marido, a aquel a quien has entregado tu vida, y que por tu cabeza vayan pasando, en ese momento tan íntimo, los flashes de lo que sentiste besando a tantos diferentes compañeros de transa, y sus caras, y sus risas. No, no estarás sola... muchos te acompañarán sentimentalmente.
  • Crea adicción sexual. La actividad sexual desordenada -es decir, fuera del cauce natural para la que fue creada- crea dependencia, es decir una cierta pérdida de la libertad. Esto se debe que el sexo cumple la ley de las repeticiones decrecientes que rige para los placeres meramente físicos: hay que aumentar las dosis para conseguir el mismo efecto... Cuanto más frecuente es el placer, menos complace y genera una ansiedad mayor por el placer. Así, mientras aumenta la ansiedad por el acto, el placer que produce, disminuye. Ni se puede renunciar al acto, ni se puede disfrutar de él.
    La adicción sexual es una de las famosas dependencias que estudian los psiquiatras: alcohol, droga, juego, sexo. Son actividades adictivas y progresivas. Es por esto que cada vez se pierde más el dominio de la situación y la capacidad de rehusar transar... llega hasta casi no poder estar sin... Uno ha llegado a convertirse en un sexoadicto. En este caso transadicto... te encontrás transando casi sin darte cuenta...
  • Además, no hay que olvidar que la sexualidad es una actividad que por su propia naturaleza tiende a completar el acto sexual. De aquí que la transa siempre conduce a las relaciones sexuales. Antes o después, y más bien pronto, ya que los prolegómenos pronto dejan de satisfacer... ¿para qué cortar cuando viene lo "mejor"?
    El autoengaño es muy frecuente, se piensa que se tiene la situación perfectamente controlada... cuando en realidad hace tiempo que se perdió el control. Y entonces, siempre pasa lo mismo... la cuestión termina con la chica llorando... "nunca pensé que íbamos a llegar tan lejos". Pero en realidad, llegaron a donde era evidente que iban a llegar, adonde se dirigían las acciones que comenzaron. Es que cuando se entra en el juego de la excitación sexual por más que piense que es un "dejarse llevar con límites", ¡es falso! En fondo ellas saben que encienden una mecha, saben cómo quema y al final la única variante es lo "experto" que sea el otro... Y ellas pararán si pueden .... y si el chico, sobre todo, no la engaña con palabras, palabras, palabras ....
  • La transa es uno de los sistemas más eficaces para provocar un rápido descenso de la autoestima. Notemos que la pureza frecuentemente es un problema presente en personas con otro tipo de problemas. No se suele encontrar en personas exitosas. Es raro que buenos alumnos/as los tengan. Lo mismo personas con alta autoestima. No encontrarás personas con alta autoestima que sean promiscuas. El perfil clásico de la persona con problemas de castidad es: frustrado en su trabajo, falto de madurez, bajos niveles de alegría, déficit afectivo y con baja autoestima. Pero es un círculo vicioso: la promiscuidad baja la autoestima, la baja autoestima inclina a agarrarse con desesperación al primero que dé bolilla, esto facilita la explotación de la "víctima", que después de transar se siente más basura que antes. Pero ¡NO OLVIDES QUE SE PUEDE SALIR DE ESTE CIRCULO DE ESCLAVITUD!
  • La transa hace mujeres egoístas, inseguras, desequilibradas emocional y sexualmente. Mujeres falsamente agresivas... afectivamente necesitadas de más experimentos... siempre insatisfactorios -afectivamente insatisfactorios- y fuera del contexto de la procreación y hasta del buen gusto. Ellos saben que lo normal es que ellas quieran trenzarse, y las dejan venir... todo lo que aparentemente es conquista de la mujer es absolutamente falso, forma parte de un rito que tiene sus tiempos, sus mentiras, ....
  • Promiscuidad se define como la intimidad sexual tenida con cualquier persona, el frecuente cambio de compañero/a de aventuras. La transa te introduce en el exclusivo club de los promiscuos. ¡Bienvenida! Implica que ya no tenés intimidad. La has perdido... por que se la has ido dado a cualquiera... ha quedado desparramada por diferentes boliches. Has ido dando "cachitos" de vos misma a diferentes chicos... Por eso se pierde la vergüenza (por definición es la defensa de la propia intimidad): no hay intimidad que proteger.
  • Se consigue una fama de chica fácil. Los chicos saben distinguir entre chicas fáciles -aquellas de poco valor, a las que hacés lo que querés sin problema, ya que se deja hacer de todo- y las difíciles. Y saben qué buscar según qué sea lo que quieran en cada momento: gozar un cuerpo o ponerse de novio. Es cuestión de hacer una pequeña encuesta para ver cuánto valoran los varones a las chicas "transeras", si las valoran o las desprecian.
  • ¿Qué contará el chico a sus amigos? Una versión ampliada y aumentada de lo que pasó. Mejor no poner por escrito los términos en los que se referirá a la chica con sus amigos... Para no pocos chicos salir con una chica es un desafío: a ver hasta donde puedo llegar con esta...
  • Además, no te olvides de que todos esos chicos con los que has transado no se morirán, no se irán a vivir a Argelia... en el futuro te los seguirás encontrando por la calle, en un restaurante... a veces tendrás que presentarlos a tu marido e hijos... ¡Qué lindos recuerdos para compartir juntos!

¿Algún otro riesgo?

  • La transa con frecuencia se relaciona con el abuso de alcohol. ¿Por qué? La excusa es que con un poco de alcohol se hace todo más divertido, pero la realidad es que es necesario perder la natural vergüenza, ser menos dueño de sí mismo, etc., para entrar en la dinámica de la transa. Investigá en la vida de "porno stars"... no es extraño que hayan tenido que emborracharse o drogarse para ser capaces de actuar... sólo al principio... ya que después se acostumbran porque se han corrompido. No es raro que los chicos inciten a las chicas a que tomen... precisamente para que les cueste menos dejar hacer, pierdan inhibiciones...
    Incluso sucede que no sepas qué ha pasado exactamente... y al día siguiente tener que preguntarle al otro hasta donde llegó... porque vos no lo sabés.
  • Me expongo a ser violada. Esto no es una exageración. El mensaje que le doy al chico es de total disponibilidad sexual: estoy a su merced. No es extraño que donde ella quiera parar... él no quiera... y todo se convierta sólo en una cuestión de fuerza. O si has bebido de más... ni siquiera de fuerza... serás observadora no muy consciente de lo que te pase... y no tendrás capacidad de hacer nada para que no pase. Si entrás en la dinámica de la sexualidad, donde pares quizá no dependa de vos...
  • La transa se puede considerar incluso un trabajo pago. ¿Has visto que muchos boliches promocionan con grande carteles "damas gratis"? ¿Será un acto de caballerosidad masculina o que esperan, suponen o pretenden que las chicas "paguen" su entrada con "trabajo"?

¿No será promover el machismo?

  • La transa es enseñar a los hombres que pueden usar a las mujeres, que a ellas les gusta ser usadas, besuqueadas, manoseadas.... por cualquiera. No te olvides que algunos hombres piensan que las mujeres en realidad quieren ser acosadas sexualmente, que sólo presentan una oposición formal... pero en el fondo disfrutan incluso una violación tanto como ellos...

Pablo Writes
(4/9/01)

La abstinencia no es contagiosa

Escrito por Luis Olivera. Publicado en Afectividad-Sexualidad.

El único país que muestra un progreso real combatiendo contra esta enfermedad es Uganda, a través de la promoción de la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad dentro del matrimonio. 

Lo dijo un ministro italiano, lleno de sentido común, hace ya unos años. Pero fue como si hablara sólo para sordos. Sus palabras se las llevó el viento, aunque los hechos le han dado la razón.. No es un secreto para nadie que el Bajo Sahara africano es víctima de una extendida epidemia del SIDA. Las estadísticas publicadas en 2006 por la UNAIDS (Programas de Naciones Unidas en HIV/SIDA), estiman que 24.5 millones de personas en esa región eran seropositivos a finales del 2005, con 2.7 millones de nuevos casos solamente en ese año.

Desesperados por detener la propagación de esta enfermedad, que va camino de convertirse en la plaga más destructiva de todos los tiempos, los países de África golpeados por el SIDA han mirado hacia Occidente. Sin embargo la asistencia que han recibido parece haber sido más dañina que buena. Las agencias de ayuda de Occidente, dominadas por una mentalidad secular, han bombardeado el continente con programas liberales de educación sexual y condones, ha escrito Colin Mason, Director de Comunicación del Population Research Institute. De acuerdo con la UNAIDS, los índices de infecciones de HIV en África siguen aumentando, lo que sugiere que dichos programas, en vez de frenar la propagación de la enfermedad, realmente están contribuyendo a transmitirla alentando un comportamiento arriesgado.

Se ha explicado en foros internacionales especializados. Pero sus representantes fueron abucheados por los interesados en mantener el "statu quo" actual. Sólo un país africano, Uganda, ha combatido con éxito el SIDA. El índice de VIH prevalente ha bajado drásticamente en los últimos años. En 1992 más del 18% de la población adulta sometida a análisis resultó positiva en la prueba del virus del SIDA. A finales del 2005, sólo el 6.7% resultó positiva. Ningún otro país ha experimentado un descenso comparable a éste. ¿Cómo lo consiguió en tan poco tiempo? Las entidades de Occidente que brindan ayuda, ansiosas por justificar sus programas, falsamente atribuyen este descenso a la educación sexual y al uso del condón. Sin embargo, los mismos ugandeses cuentan una historia mucho más sencilla. Una historia que puede ser resumida en una sola palabra: abstinencia. Pero ya se sabe que no hay peor ciego que el que no quiere ver?

El héroe anónimo de la victoria de Uganda sobre el SIDA es una monja católica llamada hermana Miriam Duggan, M.D. En los inicios de la lucha contra esta mortal enfermedad ella desarrolló un programa llamado "Educación para la Vida", que alienta a las personas a vivir la abstinencia sexual antes del matrimonio y la fidelidad dentro de él. Educando a las personas acerca de los peligros de la promiscuidad sexual y sus mortales consecuencias, "Educación para la Vida" ha ayudado a cambiar la mentalidad de la gente de Uganda. Ella y sus colaboradores insisten en que este programa, junto con la buena disposición del gobierno para aceptar la educación de la abstinencia, es lo que ha ayudado a reducir la epidemia del SIDA en Uganda.

"Pienso que en la actualidad debe ser muy confuso para los jóvenes responder a la pregunta: ?¿qué camino debería tomar"?, dice Thandi Hadebe, un educador del programa Educación para la Vida. "Y es aquí donde pienso que fallamos con nuestros jóvenes; porque damos mucha información contradictoria". Hadebe culpa de la epidemia del SIDA a la promoción indiscriminada del condón y a los diversos mensajes de "sexo seguro" que envían los educadores.

Contra los desafíos, han puesto en marcha iniciativas novedosas, con imaginación: Educación para la Vida ensaya una aproximación diferente.

"Enfatizamos el aspecto de la libertad como parte de ellos, y que pueden usarla para protegerse", dice Fr. Andrew Shjngange, otro educador en el programa. Un nuevo documental llamado ?El cambio ya empezó? celebra esta victoria de la vida y el sentido común.

Desarrollado por el obispo Hugo Slattery, de la diócesis de Tzaneen (Sudáfrica), este documental cuenta la historia de la hermana Miriam y explica cómo funciona en la práctica su programa. En él, el obispo Slattery describe el trabajo de organizaciones basadas en la fe que tratan con las consecuencias sociales del VIH/SIDA. Como es lógico, es la gente de fe la que es heroicamente solidaria con los infectados en sus hogares, y el personal de los orfanatos llenos de huérfanos y niños llorando.

Puestos a hablar con conocimiento de causa, pocas personas conocen mejor que el obispo Slattery los problemas de la epidemia del VIH/SIDA. El índice de adultos con VIH en Sudáfrica era del 18.8% al final del 2005, casi el mismo que en Uganda hace 15 años. El programa "Educación para la Vida" ha sido introducido en su diócesis y se extendió a lo largo de toda Sudáfrica. El asombroso éxito de Uganda en combatir la propagación del SIDA puede ser atribuido a esta revolucionaria aproximación al problema: a través de la promoción de la abstinencia sexual antes del matrimonio y la fidelidad dentro de él.

Debería imponerse el realismo a la ideología disfrazada de mercantilismo: "(El SIDA) es una amenaza para toda la civilización, es una amenaza para nuestro futuro, es un asunto que nos mueve a preguntarnos: ¿habrá nuevas generaciones aquí en el futuro"?, dice el Obispo Slattery. "Suena pesimista visto de esa forma pero, en realidad, el problema es muy grave, si ves las estadísticas".

"Se hace cada vez más evidente día a día que la obsesión del mundo occidental por la promoción del condón está estorbando severamente los esfuerzos de los países africanos para manejar efectivamente el VIH/SIDA", dice el Obispo Slattery. "El único país que muestra un progreso real combatiendo contra esta enfermedad es Uganda" a través de la promoción de la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad dentro del matrimonio. El mundo occidental rehúsa aceptar y destacar este tremendo logro. Por el contrario, están haciendo todo lo posible por arruinarlo usando todos los medios disponibles para promover el condón en este país, contra el deseo de los líderes de su gobierno.


¿Habrá alguien en UNAIDS que esté al tanto de todo esto?

Arvo.net, 07.07.2003

Recomendamos

Noticias de ageanet

Escriba su correo electrónico