En España, como en todo el mundo, se comete un elevado número de robos a viviendas, en especial cuando acaba de terminar el verano, época en la cual la cantidad de robos a casas es mayor en comparación con las otras estaciones del año, y las técnicas más frecuentes han sido las siguientes.

Robo a través de las ventanas

Esta se ha convertido en una de las técnicas usadas por gran cantidad de ladrones, aunque es una de las más antiguas.

Algunos pueden tener la creencia de que la seguridad de las ventanas del piso superior no necesita ser reforzada… esto es un error, ya que existe el método Escalo, en el cual trepan por la fachada para poder tener acceso a las ventanas o balcones.

Muchos propietarios se preocupan por reforzar la seguridad de las puertas, pero suelen ignorar las ventanas, por esta razón, cuando solicitan ayuda a los expertos en el área, como un cerrajero profesional, estos les hacen énfasis en este acceso olvidado y recomiendan instalar persianas metálicas de seguridad o autoblocantes.

Impressioning

Esta es otra técnica que ha dado mucho de qué hablar durante los últimos meses. El ladrón suele aprovechar la ausencia de los habitantes de la casa, para introducir dentro del bombín una lámina de aluminio con cualidades especiales.

De esta manera, cuando alguien introduce la llave para entrar a la casa, está dejando un molde de ésta. Luego, el ladrón tiene todo lo necesario para poder entrar a la propiedad, sin tener que violentar la cerradura, en pocos segundos, así que también pasará desapercibida su presencia fuera de la vivienda.

El impressioning, junto al bumping, son métodos de robo muy limpios, que dejan pocas evidencias, y muy difíciles de probar ante los seguros.

Bumping

Como se mencionó anteriormente, esta técnica no deja rastros. Consiste en el uso de una llave especial, la cual se conoce como llave de percusión, la cual se introduce en el bombín y recibe un golpe con ayuda de un martillo. Cuando esto ocurre, los pistones del bombín se desequilibran por un momento y permite que, en unos segundos, el ladrón pueda abrir la puerta, sin esfuerzo alguno.

El problema con esta técnica es, que la llave de percusión es muy fácil de adquirir, incluso online. Así que cualquier persona puede comprar esta llave y con un poco de práctica, encontrar la posición y la fuerza correctas para golpear la llave y abrir la puerta en segundos.

Para no ser víctima de esta técnica, en el mercado existe una amplia variedad de bombines antibumping, los cuales están diseñados para ignorar el uso de una llave de percusión.

Ganzúa

Sin duda, una de las técnicas clásicas, en especial, porque la ganzúa es una herramienta que el cerrajero emplea desde hace mucho tiempo, y es un poco más difícil de aprender a manipular.

Consiste en introducir la ganzúa en el bombín, y realizar los movimientos pertinentes, para poder desbloquear cada pistón del bombín, y así lograr que la cerradura pueda permitir que la puerta abra sin problema, sin embargo, es una técnica que requiere de mucha práctica para dominar esta herramienta.

Por admin

error: Content is protected !!