El robo de algunas piezas de los vehículos como las ruedas, el volante o el catalizador han sufrido un gran incremento en los últimos años, aunque en España ha disminuido la tendencia al robo de vehículos a casi 100 diarios y aunque es una cifra alta aún están por debajo de las cifras de otros países. 

Por otra parte, los coches más susceptibles al robo son los coches a antiguos, las autoridades indican que la forma más común de robo sigue siendo con un estilo improvisado o por robos de oportunidad, pero están aumentando los que se ejecutan con planificación, es por ello que no solo hay que asesorarse con la aseguradora, sino también con cerrajeros expertos para que nuestro vehículo esté cada vez más seguro. 

Además, hay que distinguir entre tres categorías, el robo total del vehículo, el de los enseres que se encuentren en el interior y el de las piezas específicas del automóvil, es por ello que en este apartado hablaremos del robo de ruedas.

Robo de ruedas 

Los componentes del vehículo que son los favoritos para los ladrones son el volante, catalizadores y las ruedas, estas últimas han aumentado considerablemente en este último año, según algunos especialistas son elementos que se pueden vender fácilmente en internet. 

Es por ello que la sustracción tanto del volante como el de las ruedas se realiza por un experto en pocos minutos y en horarios específicos, por una parte se logran ejecutar por la noche y en garajes comunitarios específicamente, ya que los delincuentes suelen acceder al estacionamiento en poco tiempo. 

De igual forma, también hay casos de robos durante la comida en vehículos estacionados en la calle, en estos casos los atracadores aprovechan el rato en que los propietarios ingresan a restaurantes y bares para robar las ruedas u otros elementos en cuestión de minutos. 

Cómo evitar el robo de ruedas 

Aunque los ladrones utilizan herramientas sofisticadas para llevar a cabo un robo, siempre es recomendable instalar diferentes elementos para evitar que roben las ruedas de nuestro vehículo. 

El sentido común es una de las estrategias más relevantes para evitar el robo de los vehículos, así como de cualquier pieza que pertenezca al coche, por lo que hay que intentar aparcar en una zona con mucha circulación de personas y que además, estén bien iluminados, puesto que los ladrones siempre buscan los objetivos menos vigilados. 

Utilizando la alarma, las actuales llegan enviar una notificación al móvil alertando que el coche está siendo forzado, levantado e incluso está inclinado con el firme objetivo de robarles las ruedas. 

Otro elemento importante son los tornillos antirrobo siempre homologados, para fijar las llantas del automóvil, para prevenir lo mejor es tener varios juegos intercalándolos en cada rueda, esto hará que sea mucho el tiempo para extraer estas ruedas y el ladrón abandona la tarea. 

Finalmente, la pieza de desbloqueo de los tornillos antirrobo nunca debe quedarse en el coche, aunque sea engorroso hay que tenerlas encima por lo que es recomendable tenerlas junto a las llaves del auto.

Por admin

error: Content is protected !!