La monja

Parece una misión imposible mantenerte al margen de los comentarios de los mas fieles adeptos de las películas de terror, ahora de la película “La Monja” que se estreno este año.

La adrenalina con que las personas comentan lo que sucede detrás esta historia de terror hace muy tentador tener que saber de que se trata. Pero si no te encanta tanto este genero del cine, es mejor que te armes de valor y te pongas con un crucifijo para poder verla.

La monja no ha llegado sola, hay otras producciones que están ligadas a su historia, que invitan a que quieras verla para poder maximizar la trama del filme. Se pueden pasar horas comentado cada una de las incidencias de las producciones y de las sensaciones, en un guion donde  un sacerdote y un noviciado investigan tras la muerte de otra monja, en situaciones extrañas.

Como es de esperarse las criticas surgen entorno a una película que se espera con ansias sino cumple alas expectativas, aunque siempre se va a criticar. Sin embargo, algunos afirman que no fue lo que se esperaba, y para otras siguen siendo aficionados a ver las conexiones cinematográficas que Corin Hardy tiene para sorprendernos.

Expectativas

Luego de que Corin Hardy, el director enlaza “La Monja” con el “Conjuro” el publico se espera que las sensaciones de terror extremo llegue, que no dejen de parar brincos de sustos (jumping scares) que te prueban que realmente causan el efecto, pero parece que una vez visto no lo fue tanto.

La película luce de excelentes actores que lograron adentrarse el personaje para transmitir la incertidumbre,  el miedo y la desesperación, de mano de Taissa Farmissa (Hermana irene) y Demian Bichir (padre Burke), por cierto Taissa es hermana menos de Vera Farmissa que trabajo también en “El Conjuro”. Punto a favor de la producción al igual que de los escenarios.

Criticas

Los adeptos al terror, suspenso y misterio se hacen cada vez mas exigentes, exigiendo guiones mucho mas creíbles, se habla de que hubo un exceso de la presencia del personaje principal, que hizo que destruyera por completo el sentido del suspenso y el miedo que puede generar al limite de que en algunas partes se tornara cómico mas que terrorífico.

Otras de las criticas fue que su desenlace fue muy predecible, los argumentos del inicio resultaron ser los finales por lo que no hubo un impacto sorpresa de la trata, dejando a sus espectadores de querer algo nuevo que descubrir.

La conexión

Quien no sigue las anteriores producción de  “El conjuro” o “Expediente Warren” y “Anabella” o es un poco confuso ponerse a tono para entender la monja. Puede llegar a ser un lio cronológico para entender. El mismo James Wan tuvo que explicar esta cronología ya que sus seguidores comenzaban a perderse.

La guía de esta saga no sigue las fechas en que han sido creadas las películas pero si el orden de la trata. Primero deberás ver La monja (1952), Annabelle: La creación (1955), Annabelle (1967), El conjuro (1971) y El caso Enfield (1976).

 

error: Content is protected !!